Mudarse en Navidades

Mudarse en Navidades

Las vacaciones de Navidad son la ocasión que aprovechan muchas personas para realizar su mudanza. La posibilidad de disponer de varios días para llevarla a cabo, en vez de los dos que estipulan la mayoría de las empresas, hace que cambiarse de domicilio durante estas fiestas sea una solución muy a tener en cuenta.

Pero a pesar de las ventajas que tiene mudarse en estas fechas, el propio ajetreo de las Navidades puede ocasionar que el traslado nos resulte estresante. Por eso, desde Aep Mudanzas aconsejamos seguir una serie de pautas para no caer en la desesperación y el desasosiego que pueda acarrear el movimiento de enseres durante estos días tan señalados.

Por supuesto, como siempre decimos, lo principal es organizarse bien y planificarlo todo con antelación. Referente al embalaje de ropa, menaje y enseres, hay dos formas de proceder: 

1-   Embala propietario: Si podemos, es deseable comenzar el embalaje de nuestras cosas varios días antes de que tenga lugar la mudanza. Es recomendable ir de habitación en habitación, comenzando primero por los objetos más grandes para terminar por los más pequeños, envolviéndolo todo con cuidado, en especial los objetos más delicados y frágiles. Los materiales necesarios serán, cajas de embalaje de diferentes tamaños, cinta de precintar, rotuladores de marcaje. 

2-   Empresa de mudanza y embalaje: La mayoría de las ocasiones, es la mejor solución para acabar con el estrés que supone el embalaje de una casa ya que al final siempre hay muchas más cosas de las que nos podamos pensar. Contratando el servicio de suministro de cajas, embalaje de ropa, menaje y enseres, te permite irte a tomar un café y mientras ellos se encargarán de disponer de todo el material necesario como papel burbuja, papel resma para lo mas delicado, film para cubrir, cartones, cinta adhesiva. Procederán al embalaje de forma ordenada marcando cada caja con su estancia y contenido.